Blog

5 claves para optimizar la productividad de una organización 21 Octubre 2016

Los esfuerzos por aumentar la productividad, la eficiencia y la “buena onda” en un espacio de trabajo en ocasiones fallan, o no son suficientes como para promover la mejora en los resultados esperados. Por eso, se deben considerar algunas ideas estratégicas que nunca fallan, no importa cuál sea el contexto de la empresa en la que se apliquen.

1)    Pensar y aplicar acciones para mejorar la comunicación interna.

A veces las brechas de comunicación internas pueden ser salvadas simplemente por implementar una idea, como por ejemplo responder a todos los mails con un “leído” o disminuir la cantidad de Emails “basura” o invitaciones a eventos sociales a los que no todo el mundo asiste, creando un canal de comunicación alternativo. Las redes sociales o las aplicaciones web y mobile, son algunas opciones para descongestionar la cantidad de correos electrónicos innecesarios.

2) Acceder a la información desde cualquier lugar.

Adaptarnos a servicios de clouding que permiten acceder a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento, es acompañar el fluir de la tecnología actual. Si no acompañamos, si no nos integramos a las nuevas tendencias, está garantizado que culturalmente nos quedaremos atrás. Este cambio de mentalidad permite generar nuevas posibilidades, como el trabajo remoto, que impacta en el aumento de satisfacción de los empleados, y por consiguiente, en un incremento productivo.

3) Identificar motivaciones

Tener en el radar las aspiraciones a largo plazo y las expectativas de cada uno de sus empleados es un aspecto clave para lograr el éxito. Dedicar tiempo a conocer a cada persona y realizar este relevamiento puede parecer una inversión desmesurada, pero cuanto más éxito ellos tengan individualmente, más éxito tendrá la organización. Un empleado feliz y comprometido es uno de los activos más valiosos que puede tenerr una organización.

4) Implementar tecnología

Considerar un upgrade en el hardware que utilizan los colaboradores: cpus, notebooks, celulares parecería una obviedad. Pero aunque parezca mentira, muchas empresas aún fuerzan a sus empleados a utilizar un modelo obsoleto de celular por políticas corporativas, cuando lo único que se logra de esta manera es retrasar cualquier posible upgrade por el alto costo que insumiría un cambio para todos los empleados, y la infelicidad de las personas que no disfrutan de su dispositivo actualizado. Lo mismo sucede con cpus, notebooks, y otros elementos de trabajo diario. Permitir la posibilidad de elección es estar un paso adelante, y si alguien quiere utilizar su dispositivo personal para cumplir sus tareas, debemos aceptar la idea, ya que muchas empresas están trabajando de esta manera. Siempre estamos a tiempo de implementar políticas de seguridad y reglas mínimas a respetar con los equipos.

5) Fomentar el trabajo en equipo.

Que un equipo trabaje de manera productiva y sincronizada, y que la motivación no se pierda, no es tarea fácil, pero vale la pena. “Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos”, decía Ray Kroc, aquel visionario que compró a Mcdonald's en el año 1955. Trabajar en equipo resulta en potenciar esfuerzos individuales, disminuir el tiempo de trabajo y aumentar la eficacia.  Aplicaciones como Flow, permiten obtener un flujo de trabajo continuo y sin demoras. Conseguir aprobaciones o verificaciones de áreas diferentes como por ejemplo, el departamento de compras y adquisiciones de una organización, se hace mucho más fácil y consigue un menor roce entre áreas de trabajo diferentes, que en realidad deberían funcionar como un equipo de trabajo transversal. Flow permite agilizar procesos, dejar asentadas aprobaciones y anexar documentos. Una App como Flow es rápida, intuitiva y cómoda de utilizar, y se puede instalar en cualquier dispositivo. Como cualquier cambio, requiere una introducción y adaptación. En este sentido Appnobis ofrece capacitaciones permanentes. Más allá del uso de aplicaciones mobile como Flow, es muy difícil lograr un buen funcionamiento de un equipo de trabajo si las personas no se conocen o no interactúan en el ámbito personal. Un buen recurso es organizar actividades grupales para que los participantes se integren y generen lazos entre sí. Festejar cumpleaños, instaurar la posibilidad de breaks grupales, organizar reuniones o eventos sociales fuera de horario laboral, organizar festejos por objetivos cumplidos, son algunas ideas que funcionan muy bien. Si está interesado en instaurar cambios enfocados en la mejora de procesos para lograr una mayor productividad en su organización, y desea probar Flow, contactáctenos para obtener una demo sin cargo.