Blog

La era de los catálogos digitales 01 Agosto 2016

El primer catálogo de productos fue publicado en Venecia, en el año 1498, y desde entonces, los catálogos han ido evolucionando, de acuerdo a las tendencias del mercado. Desde el siglo XVII con la explosión de la imprenta para acelerar la producción en masa de folletos y volantes, pasando por la explosión del consumo después de la primera guerra mundial, hasta los catálogos de los años 90 para compra por correo, innovar en publicidad siempre ha sido una ventaja diferencial para quienes supieron aprovechar el momento.

Hoy en día, vemos aplicaciones mobile para compra de productos a distancia, como Amazon, Wish, Ebay, Groupon, o una empresa local: Mercado Libre. Si nos ponemos a pensar, no existe empresa a nuestro alrededor, al menos gran empresa que no haya entendido la necesidad de pasar a un soporte mobile. Despegar, Dafiti, Netshoes, Avon, Jumbo, Betos, Sodimac, Pago Fácil, la mayoría de las entidades bancarias, y casi todas las marcas reconocidas, se han subido a la ola mobile. Y en la mayoría de los casos, estas aplicaciones no son más que grandes catálogos de compra. ¿Por qué no aplicar esta tecnología a nuestros productos y servicios? Las aplicaciones para generar nuestros propios catálogos digitales están disponibles al alcance de la mano, por un bajo costo inicial, y nos permiten: 

  • Mostrar los atributos de un producto con numerosas imágenes, incluyendo contenido multimedia. Proveer demos o manuales de instrucción de un producto.
  • Actualizar características, información o precio de forma muy sencilla.
  • Disminuir los costos de impresión de papelería innecesaria.
  • Reducir costos de áreas de marketing y comunicación.
  • Adoptar una política eco-friendly mediante el ahorro de papel.
  • Innovar en las formas de comunicación aprovechando el impulso de la tecnología
  • Brindarle una herramienta más de soporte a su fuerza de ventas, a través de la cual puedan mostrar el producto, y posicionarse mejor que los vendedores de la competencia.

 Las cifras comprobadas de una aplicación como Catalog, son imbatibles:

  •  -82% costos de impresión
  • -89% costos logísticos
  • +32% efectividad contenido multimedia
  • -28% costos por re-impresión y obsolescencia.

Los catálogos digitales son mucho más atractivos a la vista, permiten mayor cantidad de información actualizada, y generan mayor engagement con el lector, quien puede incluso compartir la información y recomendarla con otras personas a través de las redes sociales:

  • Genera un sentido de pertenencia a sus clientes.
  • Es percibido como un beneficio por los usuario. Un canal de comunicación premium.
  • Los usuarios pueden recibir notificaciones y ver la información las 24 horas, los 7 días a la semana
  • El alcance es mucho más amplio que un volante o un catálogo impreso, ya que se reproduce y multiplica a través de la los shares en redes sociales

De todas maneras, tener un catálogo digital no es una tarea simple, y hay diferentes consideraciones a tener en cuenta. Lograr que las imágenes y la aplicación en su totalidad se vean profesionales, así como organizar la información, generar categorías, y mantener los datos actualizados son objetivos a tener en cuenta cuando usted trabaja con una aplicación que brinda información en tiempo real, disponible desde cualquier lugar y a cualquier hora. Como siempre, avanzar de la mano de innovaciones tecnológicas trae aparejados múltiples desafíos, pero a la vez, permite un posicionamiento diferente al de la competencia, e incontables beneficios.

Lo invitamos a Solicitar una Demo y una capacitación, totalmente gratuita, de Catalog para su empresa. Realice una prueba y conozca el impacto que puede tener una app mobile en su empresa.