Blog

12 Claves para una transformación digital exitosa 19 Septiembre 2017

La digitalización no implica cambios únicamente tecnológicos, sino también de mentalidad.

El mindset de las empresas debe comenzar a evolucionar, y en especial el de los líderes. Porque los cambios que se requieren justamente necesitan de un liderazgo fuerte que comprenda los beneficios de la transformación digital y con visión acertada empodere la evolución de líneas de negocios y valor agregado de las empresas.


3 beneficios de la digitalización



  • Optimización de procesos. Permite ser más eficientes a través de la automatización y de la recolección de gran cantidad de datos que podrían mostrarnos nuevos horizontes para nuestros negocios. Automatizar procesos permite tener una visión más holística del negocio, tomar decisiones de manera anticipada, y poder dedicar tiempo de tareas operativas a generar valor agregado.
  • Microsegmentación. Al incorporar tecnología, se puede tener acceso a mayor cantidad de datos personales para utilizarlos en una experiencia más ajustada a cada cliente, o en productos y servicios personalizables. Un sistema de turnos, por ejemplo, puede brindar información microsegmentada a un agente de atención al cliente, para que pueda atender al usuario de manera especial o realizar cualquier tipo de postventa. Una plataforma digital para programas de fidelización puede permitir que un empleado elija lo que desea logrando un nivel de satisfacción más alto con los regalos corporativos.
  • Motivación. El avance permite generar un mayor compromiso de empleados y un mayor engagement también en clientes. Por identificación o aspiración, los empleados prefieren trabajar en empresas que se renuevan y evolucionan. La atracción y retención de talento millennial va directamente ligada a la digitalización. Ningún millennial quiere realizar tareas operativas repetitivas cuando puede trabajar para una empresa cuyos procesos están automatizados y brindar con su trabajo un valor agregado superior. Una empresa que invierte en digitalizarse también invierte en sus empleados, y en capacitarlos. Asimismo, los clientes prefieren adquirir marcas que trabajan en pos de realizar mejoras.

La digitalización no es una moda pasajera, sino que implica una evolución cultural, de modelos de consumo y hasta de cambio de hábitos. Para garantizar un proceso exitoso de transformación digital, no solamente es necesario incorporar tecnología, automatizar procesos, y realizar modificaciones en la estructura de las áreas que requieren competencias “digitales” diferentes. También es necesario adicionar nuevas prácticas y metodologías que ayuden a generar ese cambio de hábitos dentro de la compañía. La agilidad y flexibilidad son fundamentales para una organización dinámica que se adapta a cambios del mercado y puede responder rápidamente. Algunos aspectos clave a tener en cuenta en este cambio cultural son:






Si bien en el presente las marcas pueden obtener beneficios aún sin digitalizarse, en el futuro no podrán. Por eso es que las empresas que quieran mantenerse vigentes deberán también evolucionar su cultura y sus valores pensando en una transformación digital.