Blog

La cultura corporativa apoyando a la transformación digital 25 Agosto 2017

¿Cómo apoyar la transformación digital desde la cultura corporativa? El factor humano es el más importante en cualquier momento que se requieran cambios organizacionales. Los desafíos culturales o de modificaciones de comportamiento en los empleados son críticos a la hora de ser exitosos en un proceso de digitalización. Sabemos la importancia de superarlos pero, ¿cuál es el camino correcto?


Según la consultora McKinsey, las barreras para atravesar un proceso de digitalización exitoso son muchas, pero hay una que se posiciona por sobre todas las demás, justamente la de los factores culturales. La suceden el desconocimiento de tendencias digitales, la falta de talento en el rubro y la de infraestructura IT. El factor cultural finalmente es el encargado de instaurar valores, prácticas y metodologías, que facilitarán la superación de todos los demás inconvenientes. Si la cultura organizacional brinda su apoyo y estructura, entonces el resto del proceso de cambio fluirá libre y orgánicamente. Ahora, ¿qué características debe tener una cultura organizacional que empodera el cambio digital?


Las 4 características de una cultura corporativa pro-digitalización


  • Cultura Ágil

La cultura ágil habla de una capacidad de respuesta y de adaptación rápida y absolutamente flexible. Una cultura ágil es capaz de evolucionar rápidamente, evita extinguirse en viejas estructuras y abraza los cambios. Nunca rechaza ideas nuevas, abre espacios para que las propuestas surjan desde cualquier rincón. Es una cultura open-minded. Experimentar, testear, medir, aprender y “pivotear” buscando nuevos caminos; esas son acciones que la caracterizan.

  • Centrada en el usuario

Hablamos de una cultura que prioriza antes que nada la gestión de la experiencia del cliente. Trabaja en diseñar y rediseñar constantemente el camino que recorre el usuario junto a la marca, y en brindarle cada vez una experiencia superadora y diferenciadora, memorable. Una marca que no cuida este aspecto hoy en día, está destinada al fracaso.

  • Que abrace la tecnología y el dinamismo

Una cultura que ve en la tecnología a una oportunidad de mejora de procesos, de automatización, de oportunidades de negocio y de innovación. Una empresa con estas características es visionaria, y podrá llevar rápidamente la delantera en las tendencias que surjan.

  • Que comparta y valore el intercambio

Es importante que una empresa digital entienda que incorporar nuevas visiones, compartir su aprendizaje e intercambiar con otras empresas que día a día enfrentan desafíos similares, es productivo para todos. También es fundamental que las empresas comprendan que pueden requerir ayuda de profesionales expertos en cada tema, no siempre teniendo que solucionar todo de manera interna. La colaboración, tanto de manera interna como externa, entre diferentes áreas y de manera horizontal y vertical, enriquece el flujo de información y los procesos de trabajo en cualquier organización.


Digitalizar una empresa no solamente requiere tecnología y roles nuevos, sino que solicita fuertemente un cambio de prácticas, de mentalidad, y hasta incluso de “sentir”, de esa esencia interna, del alma de la organización.