Blog

Herramientas de Marketing Digital 16 Junio 2017

Hoy en día existen infinidad de herramientas digitales para optimizar o automatizar procesos de las áreas de comunicación o marketing. ¿En cuáles tenemos que pensar a la hora de planificar una estrategia integral? Pero más importante aún, ¿cómo podemos hacer para garantizar que el trabajo se realice de manera homogénea, que la experiencia que viven nuestros posibles clientes sea la misma en todos y cada uno de los canales de comunicación que utilicemos?

Las herramientas

Email marketing: encontraremos variedad de herramientas, pero Mailchimp y Doppler son las que consideramos entre las mejores. Ambas permiten generar templates que se pueden reutilizar y crear diferentes tipos de campañas de acuerdo a los objetivos que nos planteemos. Por ejemplo, si queremos experimentar nuevas técnicas para aumentar el open rate (la tasa de apertura de un mail) podemos utilizar la opción de A/B testing, para probar diferentes ideas en diferentes segmentos de nuestra base de datos. Y hablando de bases de datos, no sugerimos comprar, lo ideal es crear una nuestra. LinkedIn puede ofrecer un gran listado de contactos con direcciones de mails que si se utilizan de manera debida pueden lograr una eficiencia mucho mayor. Los contactos serán de mejor calidad y estarán mejor segmentados. Otra alternativa es ofrecer contenido de utilidad a cambio de una suscripción (pero eso lo veremos más tarde). Existen otros complementos para trabajar mejor con el mail, como Mixmax, una extensión que se puede aplicar a Gmail y permite generar templates de mails para enviar de manera más personalizada, y también tener estadísticas sobre apertura de mails y clicks en tiempo real.

Aplicaciones móviles

Aplicaciones del estilo de Catalog o Sales, permiten digitalizar catálogos para poder ofrecer mayor detalle, material audiovisual de los productos; o disponer de un CRM de manera mobile, para poder verificar pedidos, stock, y mapeo de rutas a realizar. Estas herramientas no solamente permiten automatizar procesos y empoderar al vendedor frente a un posible cliente, sino que también ahorran recursos, evitando costos de impresión y sumando a la organización a un movimiento a favor del cuidado del medio ambiente.

Blog, SEO y SEM

Generar contenido de utilidad para nuestro target es vital. Sumar no solamente notas interesantes del sector, sino también casos de éxito propios, experiencias de la empresa, metodologías de trabajo y cuestiones más corporativas o institucionales. La idea es brindar valor agregado a nuestros clientes, y luego, lograr que nuestros clientes lo encuentren. La modalidad para hacerlo visible es utilizar técnicas de SEO (search engine optimization) para lograr que nuestro blog indexe mejor de manera natural, o de SEM (search engine marketing) pagándole a Google para el mismo fin.

 Social Media / MeetUps o eventos presenciales

Compartir el conocimiento, hacerlo un bien común. Y no solamente en las redes sociales y en el blog, sino a través del networking, de la interacción real con personas. El intercambio que se genera de manera presencial, no se reemplaza con ninguna red social. Por eso ahora la modalidad se reparte entre canales virtuales y presenciales.

¿Cómo logramos la omnicanalidad?

Para asegurar que todos sigan las guidelines existen diferentes tácticas:

  • Documentar, hacer partícipe a todo el equipo en la toma de decisiones (así como escuchar sus propuestas) y mantener canales de comunicación fluidos para actualizar a todos sobre cualquier cambio.
  • Trabajar con metodologías ágiles que permitan mantener a los equipos conectados y mejorar cualquier incidencia para resolverla a tiempo, cuando el impacto aún no es de grandes dimensiones.

  • Realizar reuniones como daily meetings, reviews semanales, retrospectivas y plannings ayuda mucho no solamente en un proceso de mejora continua, sino que también mantiene motivados a los equipos, incluso cuando trabajan de manera remota.

  • Herramientas online como trello y slack también sirven como complemento para organizar equipos y mantenerlos en constante comunicación.

La omnicanalidad es vital para asegurar que la experiencia con la marca sea la misma en todos los medios y canales de comunicación. Por eso, en paralelo a la implementación de diferentes herramientas de marketing digital, también es necesario incorporar nuevas metodologías de trabajo o pensar en cambios culturales que potencien la digitalización de las empresas.