Blog

Los 5 mitos de la transformación digital 03 Mayo 2018

  • En el imaginario colectivo podemos encontrar varias afirmaciones sobre la transformación digital, que resultan ser mitos. Especialmente, esto sucede cuando las empresas no tienen conocimientos sobre el tema o se aferran a viejas estructuras. Como resultado, estas aprensiones terminan formando parte de la cultura organizacional, hecho que se convierte en un problema más profundo de solución más lenta. A continuación, veremos algunos de ellos.

Los 5 mitos de la transformación digital




  • La tecnología es más importante que las personas.
Aún no estamos en una etapa en que la tecnología sea autosuficiente. Incluso, creemos que nunca llegará ese momento. La inteligencia humana, que vincula el trabajo de todas las herramientas digitales, siempre será necesaria. Pero, hoy más que nunca, las personas resultan fundamentales para entender el potencial de cada recurso digital, pensar diferentes aplicaciones, planificar y evaluar de manera constante.

  • Si la empresa tiene redes sociales y una web, ya está digitalizada.

Nada más lejos de la realidad. El simple hecho para una empresa de tener presencia online no la convierte en digital. Más allá de la comunicación externa, digitalizar implica cambiar y optimizar los procesos internos y, por sobre todo, lograr una revolución cultural. La tecnología debe estar presente en cada intento de resolución de un problema, de mejora de un proceso o metodología y, finalmente, de entrega de valor agregado o superación de las experiencias que queremos proveer, tanto a empleados como a proveedores o clientes. Se trata de un movimiento que debe alcanzar cada parte del ecosistema organizacional.


  • Digitalizar implica despedir gente o pagarles menos.

La digitalización solamente implica que el personal debe actualizarse. No por ello resultará obsoleto o sus tareas disminuirán. Necesitamos gente experta pero también quienes tengan interés por aprender y participar. Hacen falta nuevas visiones, pero también el aporte de quienes tienen años de expertise en el negocio. La digitalización no es solo para millennials, requiere un compromiso de parte de todos los segmentos etáreos de la compañía.


  • La digitalización es sinónimo de éxito.

Nada garantiza el éxito. Una transformación digital debe estar apalancada también por una cultura que fomente la innovación, que ponga el foco en crear experiencias memorables y que sea ágil para abrazar cualquier cambio. Por supuesto, que los resultados sean positivos dependen de muchas áreas: negocios, comunicación, distribución, etc. Todas ellas se verán beneficiadas por la digitalización, pero esta última no es la única variable que las afecta.


  • La transformación digital implica grandes inversiones sin garantías.

En primer lugar, el cambio puede empezar por pequeñas inversiones. Pruebas en algunos puntos críticos que consideremos que merecen atención serán suficientes, siempre que sean seguidas de mediciones que nos entusiasmen, para animarnos aún a más.


Rompiendo con los mitos


Para romper con los mitos de la transformación digital sobre los que conversamos antes, es recomendable confeccionar un plan de comunicación interna. Su objetivo principal será el de desmitificar, creando confianza en este gran cambio, rompiendo con miedos y, empoderando a cada persona para, juntos, lograr una revolución digital.