Blog

Automatización: optimizando el tiempo y la rentabilidad 02 Agosto 2016

Las grandes empresas no encuentran otra opción que la automatización, para poder hacer frente a las constantes demandas de inversores y clientes. Pero las medianas y pequeñas empresas, aún no están aprovechando el beneficio que implica automatizar sus procesos.

La automatización puede llevarse a casi todas las áreas en cualquier organización, en mayor o menor nivel. Estos son algunos ejemplos:

  • Piezas gráficas o creativas: La brecha que hay entre lo que necesita el cliente, lo que quiere el cliente, y lo que transmite a su proveedor, es abrupta. Por eso, entre tantos idas y vueltas, es necesario que el flujo de feedback y aprobación de determinados bocetos o etapas de los entregables, sea continuo y dinámico.
  • Las etapas del armado de una propuesta: No hay nada más frustrante que tener que hacer siempre las mismas preguntas a los clientes para poder armar un presupuesto. ¿Qué pasaría si estas preguntas fueran automatizadas a través de un software, y el cliente pudiera tener un presupuesto aproximado en el momento? Incluso descartaríamos el interés de clientes que están muy alejados de nuestro rango presupuestario, sin necesidad de trabajar en una propuesta.
  • Social media marketing: Hootsuite o Buffer son sólo algunas de las herramientas que permiten automatizar los posteos en las redes sociales. Escribirlos una sola vez para todas, programarlos para diferentes horarios, medir y analizar sus resultados.
  • Servicio al cliente: Si los clientes pudieran ingresar por ejemplo a un sitio web a resolver dudas sobre su servicio o producto, o si pudieran hacer sus pedidos de manera online, estaríamos ahorrando todo el tiempo que implica responder preguntas frecuentes y tomar pedidos personalmente. Podemos también disponer de un mensaje de respuesta automática, e incluso hay empresas que hoy en día están experimentando con bots que llegan a conversar directamente con los clientes.
  • Organizar la producción: poder ver gráficamente y organizar los trabajos por fecha, priorizarlos y asignarlos a determinadas personas o áreas, son opciones que nos ofrecen muchos programas o aplicaciones.
  • Cobros a clientes, pagos a proveedores y planificar servicios de entregas con sus rutas. 
  • Aplicaciones en áreas contables y áreas de comunicación

Automatizando tareas no sólo se ahorra tiempo y dinero, sino que se reducen los márgenes de error humano, y esta reducción de errores deriva en una mayor satisfacción de clientes, y en menores demoras en los plazos de entrega.

Otro beneficio de automatizar los procesos es que estos resultan más visibles, y las áreas a mejorar más evidentes. La trazabilidad de los procesos se simplifica, y se hace más fácil ver dónde surgen las demoras y las trabas, ya sea por el mismo circuito o por fallas humanas.

Por si fuera poco, si los datos están en la nube, se pueden chequear el estado de un proceso en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Hemos comprobado que el uso de una aplicación como Flow (link a landing de flow), que desarrollamos específicamente para automatizar diferentes procesos dentro de las organizaciones, hemos conseguido:

  • Optimiza un 82% los tiempos de autorización
  • Reduce el trabajo del personal en un 58%
  • Disminuir un 73% los costos por pérdidas de información
  • Disminuir en un 38% errores en imputaciones de costos

La automatización no es posible en el 100% de los casos, ni para el 100% de las tareas, pero podemos lograr mejorar nuestros procesos, tiempos y costos, logrando incrementos sustanciales en la rentabilidad a través de aplicaciones como Flow.

Lo invitamos a solicitar una Demo y una capacitación ahora, totalmente gratuita, de Flow para su empresa. Realice una prueba y conozca el impacto que puede tener una App Mobile en su empresa.